Semillas de Lino

El Lino es una planta del tipo herbácea y de la familia lináceas cuyo nombre botánico es linum usitatissimum, palabra compuesta por orígenes celta y romano (latín). Viene a traducirse como “rojo de mucha utilidad”.

Ciertamente no tiene desperdicio alguno, ya que la fibra de sus tallos se utiliza para la fabricación de ropa y las semillas como potente alimento con altísimas propiedades nutritivas. También el aceite de linaza  se utiliza como base para fabricar la pintura de óleo.

Procede de los territorios de Egipto e India Central y es una planta que se remonta a tiempos inmemorables. Actualmente se cultiva en toda Europa.

Las semillas de Lino son una excelente fuente de Ácidos Grasos Poliinsaturados Esenciales Omega-3.

Contienen Vitamina E, enzimas digestivas y minerales como Hierro, Potasio, Fósforo y Magnesio.

Ayudan a regular el tránsito intestinal, tienen efecto diurético y depurativo por eliminar toxinas del organismo y sirven como antiinflamatorio.